Formación profesional en lenguas

    ¿Usted trabaja en una empresa y quiere mejorar su idioma?

    En primer lugar, es necesario hacer una cita con uno de nuestros profesores para un presupuesto gratis. Esta evaluación permitirá comprender sus necesidades y le ofreceremos un paquete apto a su nivel, sus objetivos y su horario.

    ¿Cómo utilizar un CPF francés (Cuenta Personal de Formación)?

    Con el DIF, su formación lingüística es financiada completamente.

    Primero, debe preguntar al contador de su empresa si es posible abonar la ayuda y el número de horas o de qué presupuesto  usted dispone. Los aportes se realizan a un cuerpo, por lo tanto su empresa no tiene nada más que cancelar. Así que, disfrute de esta ventaja y póngase en contacto con nosotros.

    Nuestros cursos se adaptan a tu nivel, sea principiante, intermedio o avanzado. De igual manera se acoplan a sus necesidades profesionales, con fórmulas y vocabulario específicos relacionados con su trabajo. Muchos profesionales reciben horas de formación apoyados por un OPCA (Agencia Autorizada a la Formación). Si usted no sabe por dónde empezar, póngase en contacto con nosotros y le ayudaremos en el avance de su caso.

    La formación puede organizarse en clases privadas o en grupos pequeños con sus colegas, en nuestras oficinas o en su empresa. También proponemos a disposición un sistema de videoconferencias a través de Skype, desde cualquier lugar.

    El CPF

    El CPF francés: Cuenta Personal de Formación

    Apoye a su formación lingüística:

    El CPF francés es una cuenta que registra las horas de formación adquiridas por el trabajador durante toda su vida laboral hasta su jubilación y la formación que pueda beneficiarse personalmente.

    ¿Quién puede beneficiar del CPF?

    Todos los empleados pueden beneficiarse del apoyo de la formación a través del CPF. Sólo un proceso administrativo es necesario para pedir el apoyo de la enseñanza de idiomas.

    ¿De cuántas horas puedo beneficiar?

    Para un empleado de tiempo completo, la acumulación de horas depende de:

    24 horas por año trabajado hasta un crédito máximo de 120 horas y 12 horas por año trabajado, con un límite máximo de 150 horas en total.

    Para un empleado que trabaja a tiempo parcial, esas horas se calculan sobre la base de tiempo trabajado.

    ¿Cuál es la diferencia con el DIF francés (Derecho Individual a la Formación)?

    El CPF, o Cuenta Personal de Formación, sustituye al DIF francés (Derecho Individual a la Formación) desde el 1 de enero de 2015, pero los empleados no pierden sus horas ganadas, porque pueden utilizarlas hasta el 31 de diciembre de 2020. Esta cuenta personal corresponde a un número de horas de formación utilizado por todos los empleados a lo largo de su vida laboral con el fin de seguir diversas formaciones.

    ¿Cómo funciona?

    El CPF se acredita automáticamente al final de cada año en función del tiempo de trabajo realizado por el empleado durante el año. Se limita a 150 horas en total. También es posible acumular más horas a través de suscripciones.

    Cómo configurar la gestión de los costes de formación?

    Para conocer al órgano de apoyo de su compañía, el empleado debe ponerse en contacto con su empleador o su departamento de contabilidad. Ellos le podrán indicar el proceso para beneficiarse de la formación.

    Los costos de formación pueden ser apoyados a través de:

    – El Opca: organización que recopila la contribución de la empresa y del empleado,

    – O el OPACIF si el CPF completa un CIF,

    – O por la propia empresa si atribuye al menos 0,2% de su nómina para financiar el CPF de sus empleados.

    Póngase en contacto con nosotros para obtener más información y una cotización gratuita.